Los propietarios de coches clásicos aprovechan la llegada del buen tiempo para lucirlos tras meses de estar guarecidos en el garaje. Al hilo de esta costumbre, que suelen pasar los meses de frío y lluvia en el garaje.el Centro Tecnológico Allianz les aconseja llevar a cabo una revisión de sus vehículos antes de utilizarlos, con el fin de ponerlos a punto y evitar accidentes. " El coste de la puesta a punto compensa de lejos el tener un coche seguro".

"Los vehículos clásicos son más populares que nunca, por eso trabajamos para su seguridad y para mantener su valor", aseguró el director del Centro Tecnológico Allianz, Christoph Lauterwasser, al tiempo que apuntó que los coches de más de 25 años tienen particularidades que hay que tener en cuenta en carretera.

Este tipo de vehículos sufren accidentes que no sucederían en las mismas condiciones en un coche normal, debido a la falta de uso continuado y a que los ajustes de los mismos no son los mismos que los de un coche moderno y el conductor no siempre está acostumbrado a ello.

Los datos del Centro apuntan que las especificidades de los coches clásicos y antiguos los hacen más propensos a algunos incidentes, como los que se producen entre coches que circulan en paralelo o los provocados por cambios de dirección. Además, indican que este tipo de siniestros se producen con más frecuencia en los fines de semana.