Fuentes de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) consultadas por Servimedia explicaron que desde que se anunció la subida del IVA, en los concesionarios se ha acelerado la compra de coches por parte de los ciudadanos que ya tenían pensado adquirir un vehículo, pero que lo estaban retrasando debido a la situación económica.

No es que quienes no tenían pensado adquirir un vehículo se estén lanzando a hacerlo, si no que ha aumentado el cierre de las operaciones en curso.

Las mismas fuentes señalan que, desde el miércoles en que se conoció la medida, los concesionarios han elevado el número de matriculaciones con respecto a las que venían siendo habituales.

La subida del tipo general del IVA llevará a que el precio medio de un vehículo se vea incrementado en unos 650 euros, de ahí que los compradores quieran anticipar su compra.

No obstante, Faconauto también asegura que un 10% de las operaciones en marcha en los concesionarios no se concretará en venta debido al efecto disuasorio de la medida.

Los concesionarios estiman que las matriculaciones de los meses de agosto y de septiembre, "ya de por sí flojos", serán "peor de lo esperado".