“Pensamos que hasta el horizonte de 2040 hay tiempo de adaptación en todos los ámbitos que dependen del sector, también en los talleres de reparación, donde los profesionales avanzan en su formación a medida que evoluciona el mercado”. Así lo afirma el presidente de Astrauto, Julio del Rosal, para quien “el diálogo es necesario, más si cabe tras el malestar que se había creado tras la presentación del borrador entre los sectores afectados”.

Según el responsable, la realidad es que “el peso de los vehículos cien por cien eléctricos puros es aún residual en el mercado provincial”, del mismo modo que ocurre en el conjunto de España, recoge una información del periódico El Mundo.

Frente a las quejas que han mostrado empresarios y sindicatos ante el borrador de ley que prohibe la venta de coches con emisiones desde 2040, el presidente considera que “aunque el futuro pasa por ahí, es necesario que las fechas se adapten a las necesidades y posibilidades de todos los afectados”. En su opinión, “todos los países caminan hacia el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y es normal que España también esté en la misma línea. La medida propuesta en principio, en todo caso, se plantea para el horizonte de 2040, por lo que el plazo es amplio”.

El presidente de Astrauto recuerda que uno de los objetivos principales de la patronal es situarse, como representante de los talleres de reparación de vehículos de la provincia de Castellón, en la vanguardia de su sector en cuanto a eficiencia energética, Industria 4.0, gestión de la calidad, formación especializada reglada y homologada, prestación de servicios a los asociados y colaboración a nivel de organismos de la Administración.

En este sendio, Julio del Rosal destaca la reciente firma de un convenio de colaboración con la Fundación para la Eficiencia Energética de la Comunidad Valenciana (Fundación f2e) para la formación en eficiencia energética y medio ambiente a los talleres de reparación de vehículos de la provincia de Castellón.