Las tan esperadas vacaciones de verano se acercan, al igual que el periodo de mayor número de desplazamientos por carretera de todo el año. La situación de crisis e inestabilidad económica que venimos arrastrando desde hace varios años ha afectado directamente a las pautas y comportamientos de los ciudadanos que acuden a los talleres de automoción sólo cuando lo consideran imprescindible y, en la mayoría de los casos, para reparaciones in extremis. De hecho, ha descendido la actividad en los talleres de automoción de la provincia de Alicante hasta un 60%.

"Ahora se reparan los vehículos y no se revisan y ello tiene una incidencia directa en las averías y en los accidentes de tráfico. Hay que tener en cuenta que la mejor manera de evitar accidentes es previniéndolos y eso se consigue con el correcto mantenimiento de nuestros vehículos", destacaba Guillermo Moreno, presidente de Atayapa, la asociación de talleres de reparación de automoción de la provincia de Alicante.

El año pasado, la Comunidad Valenciana fue de las pocas regiones de todo el país que vio incrementado el número de accidentes mortales en el periodo estival, con una variación positiva del 8,3% frente al descenso de -11,2% de media nacional.

Ante estos datos, Atayapa ha puesto en marcha una nueva campaña informativa en la que, con el lema "Este verano, relájese, que nada estropee sus vacaciones. Realice las revisiones de su vehículo en un taller Atayapa, taller de confianza", da a conocer el mínimo mantenimiento y revisión de un vehículo para poder desplazarse sin peligro.

"No es un tema económico, sino de seguridad vial y más en esta época del año en la que más de 4 millones y medio de coches se desplazan por la carreteras españolas".

Con el objetivo de minimizar al máximo la posibilidad de accidentes, todo vehículo debería llevar a cabo, antes de realizar desplazamientos, una diagnosis y puesta a punto del motor, además de revisar la batería, los niveles de aceite de motor, el anticongelante, el sistema de frenado y de suspensión, la presión y el estado de los neumáticos, el sistema de dirección, el alumbrado y reglaje de faros, el escape y el estado de las escobillas limpiaparabrisas.

"Año tras año, intentamos recordarle a los ciudadanos la relación directa que existe entre los accidentes y la falta de mantenimiento y revisión de nuestros coches, sin olvidar el ahorro que se produce al detectar determinadas situaciones antes de que se produzca la avería", destacaba Moreno, quien ponía por ejemplo que "no es lo mismo cambiar las pastillas de freno a tiempo que los discos".

Asimismo, y ante el crecimiento de los talleres ilegales, que según los últimos datos ha crecido un 25%, desde Atayapa se recomienza acudir a los talleres legales que cumplen con lo establecido en la ley e invierten en materia de seguridad, fiscalidad e impuestos, prevención de riesgos laborales, medio ambiente, etc., que van a garantizar la reparación y el trabajo de mantenimiento realizado.

Atayapa cuenta con una amplia red de talleres en toda la provincia, perfectamente identificados, con la placa y cartelería Atayapa, que garantizan su profesionalidad y la calidad en el servicio. Estas empresas, además de cumplir con los requisitos establecidos por la legislación vigente, se reciclan constantemente convirtiéndose en talleres altamente competitivos. "Desde hace más de 30 años, desde Atayapa hemos apostado por la mejora continúa a través de la formación, la información y los servicios específicos por empresas de automoción".