Aumenta en Europa la piratería de recambios de automóviles

Aumenta en Europa la piratería de recambios de automóviles

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) ha informado recientemente de que se han incautado de 21 millones de artículos falsos en los últimos tres años, donde cada vez es más frecuente encontrar recambios para el automóvil, según recoge un artículo de David Galán en el portal El Economista.

De acuerdo a esta información, se trata de “recambios de piezas y componentes sin ningún tipo de garantía (productos falsificados o no homologados) que pueden originar graves riesgos para la seguridad vial. No cumplen ni los requisitos técnicos ni de funcionalidad, ni las especificaciones para las que fueron diseñados”, explica Cristina San Martín, directora de Coordinación, Proyectos y Servicios de Sernauto, en una entrevista concedida a Ecomotor.

“Los recambios, como cualquier otro producto que se comercializa en el mercado, deben cumplir la normativa vigente relativa a Seguridad Industrial, Comercio Minorista y de Defensa de los Consumidores y Usuarios. Asimismo, algunos componentes están sujetos a homologaciones y reglamentaciones concretas que también deben ser contempladas”, añaden desde la Asociación Española, que muestra su preocupación por la inclusión de cada vez más nuevos tipos de recambios falsificados, incluso aquellos que son clave para la seguridad, como piezas de impacto y colisión, elementos de fricción, neumáticos, componentes electrónicos.

Se trata, en palabras de San Martín, de una práctica ilícita promovida por “mafias multimarca y oportunistas que se mueven en el mercado negro”, lo que dificulta la obtención de estadísticas en relación a la cuantía de económica que mueven o el año exacto en el que se comenzó a desarrollar. Suelen ser piezas que llegan al mercado mayoritariamente a través de países del Este de Europa o de Asia que se benefician del mercado globalizado donde plataformas de e-commerce se han multiplicado.

“Algunos recambios falsos dan una apariencia de productos auténticos y son netamente peores que los originales o tienen algún defecto o fisura interna imposible de identificar”, por lo que su identificación es extremadamente compleja, según Sernauto, que recomienda acudir a un taller de confianza para que sean profesionales mecánicos los que realicen las reparaciones, utilizando los recambios de calidad oportunos. Para concluir, San Martín recalca que “controlar la procedencia de estos productos es complejo, pero se deben poner en marcha mecanismos rápidos y ágiles que ayuden a acabar con estas prácticas fraudulentas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*