Automobile Barcelona, el Salón Internacional del Automóvil organizado por Fira de Barcelona, ha iniciado oficialmente la preparación de la edición de su centenario, que se celebrará del 11 al 19 de mayo de 2019 en el recinto de Montjuïc. El certamen, el primero en España en cumplir 100 años, contará de nuevo con el apoyo de las principales asociaciones del sector.

En su próxima edición, Automobile Barcelona, con una nueva imagen y logo conmemorativo, además de proponer un amplio recorrido por la historia del salón y de la automoción en España, se centrará en el papel transformador de la tecnología en el futuro de esta industria y cómo la conectividad y el Internet de las Cosas están moldeando los nuevos vehículos y el propio concepto de movilidad, así como su encaje en la sociedad dando respuesta a las necesidades de las nuevas ciudades y generaciones. Todo ello sin olvidar el protagonista principal de la industria, el coche, para mostrar a los visitantes los últimos modelos de las principales marcas.

El presidente del salón Enrique Lacalle, y su equipo, ha presentado las líneas maestras de la edición centenaria de Automobile Barcelona a los presidentes de las marcas y a los representantes de las principales asociaciones del sector en España, ANFAC y Aniacam.

"Las marcas han recibido muy favorablemente los planes que tenemos para una edición tan importante como ésta", ha declarado Enrique Lacalle, para añadir que "el próximo mes de mayo Barcelona se convertirá en la capital mundial de la automoción, el lugar donde esta industria mostrará su potencia y las marcas presentarán sus últimas tecnologías, donde los visitantes podrán hacer un recorrido por la historia y disfrutar en familia no sólo de los mejores modelos y los coches más modernos, sino que podrán experimentar innovaciones de presente y de futuro".

La importancia estratégica del salón para la industria de la automoción en España, junto con su papel como plataforma de innovación en el sector y escaparate internacional para las marcas automovilísticas, ha supuesto que el Congreso de los Diputados haya declarado el certamen como acontecimiento de excepcional interés público. A petición del Salón y ANFAC, este reconocimiento supondrá beneficios específicos para las empresas que colaboren en la promoción y celebración del evento.

El primer Salón del Automóvil de Barcelona data de 1919 y tuvo lugar en el Palacio de las Bellas Artes del Parque de la Ciutadella donde se expusieron los vehículos de marcas como Hispano Suiza, Talleres Hereter, Elizalde, América y Abadal-Buick, entre otras. No fue hasta 1927, con motivo de su sexta edición, cuando el salón se trasladó a Montjuïc, en concreto, a los palacios Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Desde entonces, el certamen se ha celebrado regularmente en este recinto, con la única interrupción del largo paréntesis ocasionado por la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, que provocó que la octava edición del salón no se celebrase hasta 1966.