El estancamiento de la coyuntura mundial ha ralentizado la dinámica de crecimiento del Grupo Bosch. Según las cifras provisionales, la cifra de negocios de la empresa tecnológica y de servicios ha aumentado en un 1,6%, alcanzando un total de 52 300 millones de euros. El lento desarrollo de las ventas, así como las amortizaciones especiales y las pérdidas en el complicado negocio de la fotovoltaica, tuvieron importantes efectos sobre el resultado económico.

El beneficio del ejercicio antes de impuestos e intereses (EBIT) se sitúa, según las cifras provisionales, en un 2% de las ventas. "El desarrollo del ejercicio 2012 no nos puede satisfacer, a pesar del ligero aumento de las ventas y el free cash flow positivo", dijo Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia del Grupo Bosch. Por eso, en el ejercicio de 2013 se quiere trabajar especialmente en la mejora de la rentabilidad, sin dejar de lado las inversiones en nuevas áreas de negocio.
El estancamiento de la coyuntura mundial se dejó notar en todas las áreas del Grupo Bosch. En el área empresarial Tecnología para la Automoción, la mayoría de las divisiones se desarrollaron de forma positiva. Especialmente exitoso fue el negocio de sistemas de inyección directa de gasolina, que aumentó en casi un 50%. Sin embargo, en la división Diesel Systems hubo un retroceso importante, como consecuencia de la debilidad del mercado europeo y del negocio de vehículos industriales en China.
Analizando la situación en las distintas zonas, se observan las dificultades por las que atraviesa Europa, donde las ventas cayeron un 2% en comparación con el ejercicio anterior. El negocio en América del Norte fue muy satisfactorio, con un crecimiento del 17%, en contraste con Sudamérica dónde las ventas se contrajeron un 16%. La zona Asia-Pacífico mostró un crecimiento del 5%.
El crecimiento de la plantilla en 2012 se adaptó al desarrollo de las ventas. La plantilla mundial del Grupo Bosch aumentó un poco más del 1% hasta alcanzar unos 306 000 empleados.
Bosch espera para el ejercicio 2013 un crecimiento mundial del 2,8%, basándose en las estimaciones actuales. Pero también observa unos riesgos bastante importantes que todavía no se reflejan en elpronóstico, especialmente en lo referente a la crisis de la deuda europea. Sobre la base de estas expectativas, el Grupo Bosch espera para 2013 un crecimiento moderado, aunque superior al alcanzado en 2012.
Con respecto a las megatendencias mundiales, el Grupo Bosch se ve bien preparado en aspectos como la eficiencia energética, protección del medio ambiente, protección de los recursos naturales, así como la seguridad y el confort.