El próximo 1 de noviembre entra en vigor el nuevo etiquetado de los neumáticos que permitirá al conductor identificar de forma rápida y sencilla la eficiencia energética de los neumáticos, en aspectos como el ahorro de combustible, la adherencia del neumático en suelo mojado y sobre el ruido exterior producido en la rodadura. De este modo, la etiqueta vela por la seguridad y el confort de los consumidores.

 

Cetraa ha alcanzado un acuerdo con el Consorcio Nacional de Industriales del Caucho, mediante el que repartirá a cada uno de los talleres asociados a la Confederación, carteles informativos que resaltan los aspectos en los que la etiqueta ayuda al conductor en la elección del neumático más adecuado.
El nuevo etiquetado es obligatorio para todos los turismos, vehículos comerciales, de 4x4, camiones, autobuses y autocares y no afecta a los recauchutados, a las cubiertas con clavos, las de off-road, de competición ni de colección.
Según la normativa que ha creado la etiqueta, los neumáticos preparados para su venta deben llevar la etiqueta,que debe facilitarles el fabricante, pegada al neumático o situada junto a él. En el caso de que el neumático no esté a la vista del comprador este debe poder acceder a la información de la etiqueta previamente a su decisión de compra.
Es importante que el taller sepa que, a efectos legales, se le considera vendedor si es quien factura al cliente el neumático. Por ello deberán incorporar el contenido informativo de la etiqueta a sus promociones de venta e igualmente deberá incluirla en la factura.