Desde el pasado 31 de octubre, Gadauto, antigua concesión franquiciada por Citroën, ha sido adquirida por la marca y ha entrado a formar parte del grupo de filiales con que cuenta la marca del doble chevron en propiedad, compuesto por 17 puntos de red y con una plantilla de 800 trabajadores, que facturó el pasado año 408 millones de euros y vendió alrededor de 14.000 coches en España.

La concesión coruñesa, que ha vivido en los últimos meses momentos difíciles, ha sido adquirida por la marca "ya que A Coruña es un enclave estratégico para Citroën", según ha manifestado Carlos Álvarez, director de la nueva Gadauto. Citroën es una firma emblemática en Galicia, donde produce sus modelos desde que se implantó en España en 1958 y "ha decidido adquirir la concesión para garantizar a sus clientes el mejor servicio y la máxima solidez" ha declarado Álvarez.
La nueva Gadauto estrena equipo directivo con Carlos Álvarez como director de la nueva sucursal y Fabian Cid y Alejandro Robles como responsables de Gestión Económica y Ventas, respectivamente.
En esta nueva etapa, en los 9.800 metros cuadrados con que cuenta la concesión Citroën de A Coruña, dará cobertura a sus clientes tanto en venta de vehículos nuevos y de ocasión como en las áreas de taller, chapa, pintura y recambios. Próximamente se llevará a cabo la inauguración oficial de las instalaciones renovadas.