Citroën ha anunciado que, debido al impacto de la caída de ventas en su red comercial, podría prescindir de un 19% de sus 16 concesionarios (entre 30 y 35) antes del 1 de junio. Lo ha anunciado su director general para la Península Ibérica, Alfredo Vila. "Nuestra red está en pérdidas, como todas", explicó.

Según Ganvam el 70 % de los concesionarios españoles cerraron en número rojos el 2012 y la situación no apunta mejora. Ante este escenario, y una vez aplicadas las medidas de ajuste que, sólo en 2013, eliminaron 3.000 empleos en España en todo el sector, la única alternativa es el cierre. En palabras de Vila, este recorte será suficiente si se mantienen los guarismos de 2012. El directivo explicó que el cierre de concesionarios se completará el próximo 1 de junio con la no renovación de contratos a los negocios afectados, "aunque ya se han producido bajas por quiebras o por la transformación del concesionario en servicio oficial", aclaró.

Paradójicamente, de forma paralela a este anuncio, la constructora Hercesa ha anunciado un acuerdo con Citroën para el alquiler de 2.500 metros cuadrados en el edificio Europa de Guadalajara. Allí se alojará un concesionario con un un sofisticado taller de ultima tecnología que dará trabajo a 25 empleados. La versatilidad del edificio, los competitivos precios y la estrecha colaboración en la búsqueda de soluciones técnicas han hecho decantarse a Citroën por el edificio de Hercesa.