Dos años después de la entrada en vigor del Reglamento 461/2010, que regula las relaciones de los fabricantes de coches con sus redes y vela por la defensa de la competencia en el mercado de la reparación y el mantenimiento de vehículos con el equilibrio entre talleres oficiales e independientes, la Dirección General de la Competencia de la Unión Europea hizo público a finales de agosto un documento con las respuestas a las dudas más frecuentes. Entre ellas, se encuentran algunas de las planteadas en su día por Conepa, que fueron respondidas puntualmente por el equipo de Joaquín Almunia.


Tras esta nueva comunicación pública sobre el Reglamento, la Unión Europea entiende que su posición está bien definida y recuerda que son los tribunales nacionales competentes los que habrán de resolver las diferencias relativas a su aplicación que se susciten en el mercado.
Para la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa), ésta es, quizá, la mayor novedad del nuevo texto: "La Unión Europea es muy clara en este documento, ratificando las bases generales que movieron a la redacción del Reglamento en su día. Europa quiere una posventa plural, en la que convivan talleres oficiales e independientes, y lo vuelve a poner de manifiesto en esta última publicación", indica Víctor Rivera, secretario general de nuestra entidad, quien añade: "El análisis del texto y sus referentes muestra que la mayoría de las consultas se resumen en los grandes temas del Reglamento regulador de la posventa, ya recogidos en su antecesor (R 1400/2002): la libertad de los usuarios para elegir el taller en el que reparar y mantener su vehículo cuando se hace cargo de la factura y las bases para que la información técnica y el acceso a los recambios no constituyan barreras a la libre competencia en el sector de la posventa".
Conepa ha estudiado detenidamente el nuevo texto, en relación a sus dos referencias: El Reglamento 461/2010, que entró en vigor a comienzos de junio de 2010, y las directrices complementarias que acompañaron a su publicación, y lo ha plasmado en dos documentos diferentes: uno dirigido a las secretarías de sus distintas asociaciones miembro "con el fin de que desde ellas se pueda aclarar cualquier duda a los talleres" y otro destinados a que éstos recuerden en que fundamentos se basa la normativa reguladora de la posventa, "puesto que todavía percibimos muchas dudas en las consultas referidas al reglamento que se reciben en nuestras asociaciones", añade la fuente mencionada.
Víctor Rivera incide en que "a partir de ahora, Bruselas nos invita a acudir a la Justicia ordinaria competente cuando se considere que la normativa no se está cumpliendo correctamente. Se han producido muchas consultas a la Dirección General de la Competencia, pero en rarísimos casos se ha acudido a los jueces, que son los que han de controlar su aplicación y han de hacerlo en marcos jurídicos complejos, en los que inciden diferentes normativas. Tenemos la sensación de que también a Bruselas le gustaría conocer su opinión".
La vigencia del reglamento 461/2010 se prolongará hasta 2023.