Ramón Marcos, presidente de Conepa, ha enviado una carta a Jaume Roura, presidente de Faconauto, en la que manifiesta su "profundo disgusto" por las declaraciones realizadas ayer en el marco del XXI Congreso de Faconauto y recogidas por Posventa.info (ver enlace).

"Como asociación que representa a todo tipo de empresas especializadas en la reparación y el mantenimiento de automóviles, tengo que manifestarle mi total discrepancia sobre su desafortunada intervención, que representa un ataque frontal e interesado a la imagen de parte del colectivo reparador e incluso a la libertad de mercado en el sector de la posventa, libertad que, le recuerdo, está avalada e impulsada por la normativa europea", señala Marcos.
Para el presidente de Conepa, declaraciones como las de Roura "hacen un flaco favor a la imagen pública ante la sociedad de todo un colectivo. Independientemente de que las empresas del sector decidan realizar la función social de mantener y reparar vehículos con o sin vinculación a otras organizaciones (ya sean constructores de vehículos, redes vinculadas a la distribución de recambios, franquicias, etc), todos los talleres trabajan en el mismo marco jurídico y compiten con el mismo objetivo de dar valor a su trabajo a través de ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Son éstos los que deciden libremente a dónde llevar sus coches".
Ramón Marcos también ha hecho referencia a la "realidad patente" de las relaciones comerciales entre reparadores independientes y marquistas, con continuos intercambios que permiten optimizar los negocios de ambos colectivos y ha solicitado de Roura una rectificación pública de sus declaraciones. "De lo contrario, nos veríamos obligados a replantearnos la colaboración que, en determinados temas, hemos venido manteniendo en los últimos años", apostilla.