CONEPA, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción, ha hecho llegar a la Subdirección General de Calidad y Seguridad Industrial del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, una propuesta para que los coches con defectos graves o muy graves motivo de rechazo en las ITV, tengan que presentar en su posterior visita a la estación técnica una factura, certificado de taller o documento similar que asegure que los problemas detectados se han solventado en un taller que cumple con la normativa vigente.

Con esta nueva iniciativa, CONEPA vuelve a llamar la atención de las Administraciones públicas sobre el control de la actividad de reparación y mantenimiento de vehículos realizada por personas y/o empresas que no cumplen con las obligaciones administrativas, industriales, de protección del medio ambiente y de prevención de riesgos laborales a las que están obligados los talleres y que, debido a ello, suponen una clarísima competencia desleal para  las empresas legales.

Desde CONEPA, asimismo, se mantienen de manera continua contactos con las asociaciones de consumidores y con los medios de comunicación generalistas para ayudar a difundir esta circunstancia entre los consumidores, incidiendo en que reparar o mantener los coches en establecimientos ilegales puede ocasionarles graves perjuicios en cuanto a seguridad y garantía. Según datos de CONEPA,
aproximadamente un 17 por ciento de las operaciones de reparación y mantenimiento de vehículos realizadas en 2012 se han efectuado en
talleres ilegales. En algunos puntos del territorio nacional, ese porcentaje se acerca al 30 por ciento.

Ante el incremento de tales actividades, CONEPA anima a los talleres a contactar con las asociaciones provinciales de talleres para la denuncia de los ilegales.