"Cada vez es más complicado diferenciarse, y más para un grupo pequeño como nosotros. Por ello, hemos optado por diferenciarnos a través de la excelencia", señala Fernando Riesco gerente de Dipart, para explicar el lanzamiento de DPOro, un programa para talleres que reúne "varios elementos que al taller le costarían mucho más por separado", añade Riesco. Se trata de información técnica (el Vivid Workshop adaptado para el grupo), formación (o más bien, autoformación a través de Cds interactivos), una línea telefónica de asistencia técnica (algo cada vez más demandado por los talleres, según Carlos Miranda, coordinador de Talleres DP) y un programa de gestión que, con datos proporcionados por Vivid, permite al reparador consultar tiempos de reparación o las operaciones de mantenimiento recomendadas por el fabricante del vehículo y, sin salir del programa, ver la disponibilidad de la pieza en su distribuidor, solicitarla y elaborar un presupuesto o abrir una orden de reparación.

 

El taller accede al programa a través de la web de su distribuidor socio de Dipart (para ello, se ha realizado un proceso interno en el grupo para estandarizarlas y hacerlas más corporativas) y puede descargarse a su propio equipo el presupuesto o la orden de reparación. El primer distribuidor del grupo que ha realizado presentación del programa DPOro a sus clientes ha sido Recamios Varona en Córdoba. Y de momento, el taller accederá únicamente al stock de su distribuidor de referencia, aunque desde Dipart no descartan en el futuro interrelacionar todos los almacenes de los socios de la agrupación.
El programa está pensado para los talleres clientes de Dipart, sean o no miembros de Talleres DP "aunque, lógicamente, nos gustaría que todos los talleres de la red lo tuvieran", explica Miranda. A los pertenecientes al programa se les suministrará un kit compuesto por dos CDs de formación interactiva -con demostraciones en 3D y un sistema de autoevaluación, se suministrarán dos cursos al año, aunque hay ya 17 títulos disponibles-, las claves de acceso a la asistencia telefónica, regalos promocionales y varios carteles para el taller (para que exponga al cliente horarios y tarifas y para mostrarle al usuario final la garantía a todos los niveles -economía, rapidez, formación, profesionalidad, etc.-) que le proporciona el taller miembro del programa.
El taller podrá acceder al DPOro a dos niveles, uno con el acceso completo a toda la información técnica de Vivid y otro, parcial, limitado a mantenimientos y tiempos de reparación.
Desde Dipart, además, están proponiendo a los talleres que accedan a la web de sus socios -y a todas las posibilidades del programa- a través de una tablet y delante del cliente, pudiéndole ofrecer un presupuesto al momento y transmitirle imagen de profesionalidad. De hecho, el negocio de reparación puede obtener una tablet -y muchos otros regalos- en un programa de fidelización por compras que ya puso en marcha Dipart el año pasado.