Según se desprende de una encuesta encargada por Ford y realizada entre 6.000 ciudadanos europeos en Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido, el 35% de ellos estaria dispuesto a pagar más dinero en la compra de un vehículo si este se atuviera a cánones medioambientales.


El 53% de los europeos piensa que el cambio climático es el principal problema del mundo, y un 57% preferiría un estilo de vida más respetuosos con el medio ambiente. Para el 71% el consumo de combustible es un factor de primer orden a la hora de elegir que coche comprar.
El estudio presentado por Ford quiere servir de refuerzo en la comercialización de sus modelos Fiesta ECOnetic, Ford Gran C-MAX, Focus y de los vehículos equipados con el motor EcoBoost, galardonado con el premio 'Motor del Año'. Así como para el lanzamiento en Europa del Focus eléctrico, al que seguirán otros modelos híbridos y enchufables.