La Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) se muestra procupada por la "proliferación" de talleres ilegales que se está produciendo en los últimos tiempos y que supone "una competencia ilegal contra los talleres que sí tributan y cumplen sus obligaciones".


Fedeme, y la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Sevilla,se comprometen en "redoblar los esfuerzos en su lucha contra los talleres ilegales". En este sentido celebran que la Dirección General de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla haya levantado varios expedientes a talleres ilegales del Polígono Calonge y del Distrito Cerro-Amate, que han sido multados con 2.000 euros y han sido clausurados mientras no den los pasos correspondientes para regular su situación y cumplir con las normas municipales.,
Las dos patronales han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Sevilla y la Dirección General de Medio Ambiente para establecer un protocolo mediante el que detectar los talleres ilegales y proceder con las sanciones correspondientes..
Manuel Aragón, presidente de la Asociación de Talleres, insiste en "que hay que seguir apostando por aumentar los procesos de inspección en este campo por parte de las autoridades pertinentes, con el fin de poner freno a esta actividad ilegal que tanto daño está ocasionando al sector".
Al tiempo Carlos Jacinto,gerente de Fedeme, ha declarado que "se están intensificando los contactos con los alcaldes de los distintos municipios de la provincia y el Seprona, así como con las administraciones encargadas de la regularización de los talleres ilegales, con el fin de trasladarles la preocupación de los empresarios de este colectivo en cuanto a esta actividad clandestina, que en los últimos tiempos y favorecida por la situación de crisis económica actual, ha ido en aumento".