Las obras de esta “ampliación de las capacidades de ensayo” vinculadas a las baterías de ion-litio que utilizan los coches eléctricos e híbridos comenzaron hace unos meses, informa El Faro de Vigo. La inversión en esta infraestructura, que deberá estar lista el próximo año, es de algo más de dos millones de euros, según los presupuestos del patronato de la Fundación CTAG.

Los técnicos del centro podrán llevar a cabo todo tipo pruebas sobre las células de ion-litio y de otros materiales que se utilizan para la elaboración de las baterías, así como de los sistemas de motopropulsión, aprovechamiento de la energía del vehículo, etc. Estará dotado de las últimas tecnologías y medidas de seguridad, por los riesgos que afectan al coche eléctrico, como son los incendios.

Actualmente, el CTAG cuenta con nueve laboratorios: acústica y vibraciones, ensayos medioambientales, seguridad pasiva, materiales, motor, fiabilidad, materiales; electricidad, automatización e instrumentación, y metrología, pero ninguno específico sobre baterías, aunque el centro participa en proyectos vinculados al coche eléctrico, varios transfronterizos.

En los últimos años, el CTAG había centrado su esfuerzo innovador en la electrónica asociada al coche conectado y a la conducción automatizada, así como a los nuevos procesos vinculados a la fábrica 4.0, pero el giro de las administraciones hacia el coche eléctrico ha obligado al sector -y al CTAG- a reorientar sus prioridades.

Cabe recordar que PSA lanzará cuatro modelos 100% eléctricos en Vigo en los próximos dos años: las versiones eléctricas de los Berlingo, Partner-Rifter y Combo (proyecto K9) y el todocamino V20, del que ya se están montando algunas unidades. La planta también acoge el único taller de montaje de baterías de la multinacional francesa, que suministrará los módulos de ion-litio a todo el dispositivo industrial del Grupo PSA en Europa.