En la publicación por el Boletín Oficial del Estado, BOE, de las medidas de ajuste del Gobierno han aparecido algunas iniciativas no desveladas por Mariano Rajoy en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados ni en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se refrendaron esas medidas.

Aumenta, de forma temporal, la retención por rendimientos de actividades profesionales del 15% al 19% desde el 1 de agosto de este año hasta el 31 de diciembre de 2013. Aunque inicialmente se había anunciado a través de la página web de Moncloa que la subida llegaría al 21 % finalmente el BOE la limita al 19 %.

Pese a que en principio se presentaron dudas sobre si la retención de rendimientos citada en el texto se refería a todas las actividades profesionales o a todas las actividades, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, confirmó que la decisión abarca a todos los profesionales.

Esta decisión viene a sumarse al rechazo, por parte de la mayoría parlamentaria del PP en el Congreso, de la propuesta, comprometida por el propio PP en su programa electoral, de que el IVA se declare no en el momento de emitir la factura sino en el momento de cobrarla.

Una de las medidas más anunciadas durante el periodo pre electoral y los primeros meses del mandato de Mariano Rajoy fue la Ley del Emprendedor. Según el anteproyecto de la ley, el emprendedor será ""aquella persona que está iniciando una actividad económica, a la que se suman las empresas constituidas o los trabajadores autónomos que lleven operando menos de dos años". Pero tras las medidas anunciadas, ni Rajoy ni su gabinete han aclarado de momento si la ley, que también preveía cambios en la imposición, sigue en pie ni cuándo será aprobada.

Difícil se le ponen las cosas a los más de tres millones de autónomos españoles.