La Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018, en su sección 5ª relativa al Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero, recoge la rebaja del tipo impositivo del Gas 134a, utilizado en los sistemas de climatización de vehículos, como ya informó Conepa a comienzos de julio.

Eso significa que, con efecto desde el 1 de septiembre de este año y vigencia indefinida, se modifica el apartado 11 del artículo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas modificaciones en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan nuevas medidas tributarias y financieras.

A nivel práctico para el sector, Conepa explica los cambios se concretan en la rebaja del impuesto que grava el gas fluorado R134a. Así, a partir del 1 de septiembre de 2018, cuando se realicen nuevas adquisiciones del gas R134a, habrá que pagar sobre el mismo un impuesto de 21,45euros/kg en lugar de la cantidad de 26 euros vigente hasta esa fecha.