El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, entregó el Premio Empresario de Badajoz a los hermanos Atiliano y Antonio Martínez, fundadores de los talleres de chapa y pintura a los que dan nombre. Este premio lo conceden La Crónica de Badajoz y Onda Cero y a través de el quieren reconocer el mérito de quienes, desde sus empresas, trabajan para crear y mantener la riqueza en la región.


Atiliano y Antonio fundaron la empresa familiar en 1983. Entonces, el taller de reparación de chapa y pintura para vehículos ocupaba apenas 500 metros cuadrados. El crecimiento experimentado por su negocio, líder en el sector, se tradujo en sucesivas ampliaciones de sus instalaciones de Badajoz hasta llegar a los 2.500 metros cuadrados actuales en San Roque. A ello se suma su apuesta por ampliar su presencia en la región con la apertura, este mismo año, de un nuevo taller en Cáceres.
El negocio que estos hermanos emprendieron hace casi tres décadas no solo ha crecido en metros. La innovación, con la introducción constante de nuevos servicios, y su compromiso con el medio ambiente han sido factores clave en la gestión de esta empresa, que en la actualidad cuenta con una plantilla de más de 40 trabajadores.
Víctor Martínez, director general de la empresa, destacó al recoger el premio el esfuerzo y dedicación de su padre, Atiliano, y su tío Antonio, sentados entre el público y quiso dedicar el galardón a todos los empleados --nombró a muchos de ellos-- y a sus más de 14.000 clientes. "Sin ellos no hubiera sido posible".

Fuente: La Crónica de Badajoz