Una campaña especial del Seprona ha permitido descubrir 47 talleres ilegales en la provincia de Málaga, según los datos aportados por la Asociación Malagueña de Automoción (AMA) y la patronal Conepa (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción).

 

Asimismo, junto con los establecimientos con actividad claramente ilegal, se ha localizado una cifra idéntica de negocios que no tenían la licencia de apertura, a pesar de cumplir con otros muchos requisitos legales.

En total se ha abierto expediente a 201 talleres por incumplir la normativa medioambiental en cuanto al vertido de residuos, y a otros 70 se les ha apercibido por otro tipo de infracciones.

"Hay una masa de trabajadores que se ha buscado la vida por ahí, pero es competencia desleal, porque no tienen la estructura de gasto de un taller legal. Estas actuaciones afloran la economía sumergida y sirven de toque de atención", aseguró Juan Peña, presidente de AMA.

En cambio, se mostró optimista sobre la evolución del empleo en el sector, "pues la cosa está mejorando y empezamos a absorber personal en puestos comerciales: e está contratando porque hay más confianza y menos miedo a ir al taller, y por las políticas de financiación de las reparaciones, hasta seis meses sin intereses". No obstante, prosiguió, el sector de la carrocería sigue bajo, sobre todo por el fuerte descenso de la siniestralidad.

En cuanto a las ventas, Peña recordó que el año ha empezado con fuerza, y con buenas perspectivas por la prórroga del Plan Pive, previsiblemente, hasta final de año. "Se puede alcanzar un crecimiento de dos dígitos", concluyó.