Según un estudio realizado por el RACC, a lo largo del mes de agosto, los coches que circulan por nuestras carreteras sufrirán 14.000 averías diarias. Es decir más de 430.000 vehículos necesitarán asistencia mecánica.

El estudio, que analiza las características de las asistencias en carretera en verano, especifica que el día más conflictivo de este verano se prevé que sea el lunes 13 de agosto, en que se calcula que unos 22.000 vehículos necesiten asistencia mecánica en toda España. Precisamente, el lunes es el día de la semana en que se solicitan más servicios de asistencia, con el 20,2 por ciento de las incidencias.

El 30 por ciento de los servicios se concentran entre las 8.00 y las 11:00 horas y entre las 17:00 y las 18:30 horas. En verano, la concentración de asistencias empieza sobre las 9:00 horas y por la tarde se alarga hasta las 20:00 horas.

Respecto a la primera causa de averías, el 41,5 por ciento se deben al sistema eléctrico general del vehículo. El 25 por ciento de las averías de este tipo se deben a problemas con la batería y, de éstas, el 38 por ciento se producen por distracciones del conductor, como dejarse las luces encendidas. En segundo lugar, se sitúan las ruedas y los sistemas de dirección, suspensión y frenos (14,5%) mientras que los componentes mecánicos del motor ocupan el tercer lugar, con el 12,1 por ciento.

El 43 por ciento de las averías se resuelven 'in situ', mientras que el 56,7 por ciento requieren de un servicio de remolque en grúa. Mientras, el 85 por ciento de las asistencias se producen en vías urbanas y el 15 por ciento en vías interurbanas. Durante los meses de julio y agosto, esta proporción es del 80 por ciento de las asistencias en trayectos urbanos y del 20 por ciento en la carretera.

Además, el 30 por ciento de las asistencias en el extranjero se realizan también en agosto, mes en que se prevé que las compañías nacionales de asistencia superen los 7.000 servicios en Europa.

Cada año se producen en España 4,5 millones de asistencias mecánicas en el parque automovilístico aunque el verano es la época del año en que se producen más asistencias debido a la concentración de desplazamientos por vacaciones y a la incidencia de las altas temperaturas sobre algunos componentes del vehículo, según RACC.

Por otro lado, ante el progresivo envejecimiento del parque automovilístico --con una edad media de 11 años--, el RACC ha elaborado un resumen de consejos para evitar las averías mecánicas durante este verano en el que aboga por el mantenimiento general del vehículo, realizando las revisiones que indica el fabricante o comprobando si el vehículo tiene fugas, y revisando elementos como los neumáticos, la batería, el aceite, los frenos, las luces, el aire acondicionado o los amortiguadores, entre otros.

En caso de avería en la carretera, el conductor debe comprobar que lleva todos los elementos de seguridad obligatorios, estacionar el vehículo en un lugar seguro para la circulación, ponerse el chaleco reflectante y colocar los triángulos de señalización a una distancia de 50 metros del vehículo.