Fautcova (Federación de Automoción de la Comunidad Valenciana) ha recordado a sus asociados la entrada en vigor el Decreto del Consell que deroga, entre otras, la Orden de 26 de abril de 2006, de la Conselleria de Empresa, Universidad y Ciencia, que regulaba la obligación de que los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes, dispongan de responsable/s técnico/s.

Según entienden desde la Federación, la desaparición del Responsable Técnico de Taller "conlleva la proliferación de talleres que no controlarán el destino de los residuos considerados como peligrosos por la propia Administración, así como la utilización cada vez más frecuentes de recambios sin ningún control de calidad, lo que claramente va en detrimento de la seguridad vial, además de servir de abono a la grave lacra que sufrimos en la actualidad, como es la economía sumergida y el intrusismo, que tanto daño hacen a las empresas que cumplen con sus obligaciones legales".
La figura de responsable técnico se creó en 2001 al objeto de que todos los talleres dispusieran de, al menos, un profesional con titulación de FP o un curso equivalente de 100 horas y una experiencia mínima de 4 años en el sector. Para Fautcova (Federación de Automoción de la Comunidad Valenciana) formada por las Asociaciones de talleres de la Comunidad Valenciana (Fevauto -Valencia-, Atayapa -Alicante- y Astrauto -Castellón-), la derogación de esta orden no solo supone favorecer el intrusismo y la economía sumergida entre las empresas del sector, sino que afecta a la seguridad vial, "produciéndose mayor número de accidentes de coche por reparaciones realizadas por manos inexpertas y con los medios no adecuados".
"Si cualquiera puede decir que está capacitado para ejecutar unos trabajos sin tener que acreditarlo y sin asumir responsabilidad alguna, tal y como aparece en el nuevo Decreto, esto va a ser un desastre. Mantener una empresa que está autorizada y que cumple con todos los requisitos legales es muy caro y complejo técnicamente, pero garantiza la profesionalidad y responde ante posibles eventualidades y problemas derivados de un trabajo defectuoso".
Fautcova, junto con las organizaciones empresariales del sector metalmecánico de Valencia, Alicante, y Castellón (Femeval, Fempa y Femcas) ha solicitado reiteradamente la búsqueda de alternativas a esta situación, partiendo de soluciones similares a las de otras Comunidades Autónomas que, como Galicia y Cataluña, no han suprimido el marco regulatorio del responsable técnico de taller.
El nuevo Decreto incorpora a la legislación autonómica la Directiva Europea de Servicios 2006/123/CE y su transposición al ordenamiento jurídico español a través de la Ley 17/2009 de libre acceso a las actividades y servicios y su ejercicio.
Fautcova considera adecuado que se establezcan medidas de simplificación y de reducción de cargas administrativas en los procedimientos gestionados por la Generalitat, para facilitar a las empresas y a los particulares el ejercicio de sus actividades económicas mediante la reducción o supresión de cargas administrativas, pero lo que se va a conseguir es poner en peligro la seguridad industrial y perjudicar gravemente a los consumidores y los usuarios; a las empresas y a los trabajadores; todos ellos ya de por sí muy perjudicadas por la actual crisis económica.
Por otro lado, Fautcova reitera la necesidad de la puesta en marcha por parte de la Administración de una ventanilla única para la denuncia de aquellos talleres ilegales que no cumplan con los requisitos para la actividad de reparación de automóviles, lo que afecta a cuatro áreas distintas de la administración como son medio ambiente, consumo, industria y trabajo. "Entendemos que la creación de una sola vía favorecería la más pronta y efectiva resolución de las denuncias".