Clepa, la Asociación Europea de Proveedores de Automoción ha celebrado recientemente en Bruselas la IV Conferencia Europea de la Posventa de Automoción, con 240 participantes, tanto fabricantes de componentes como representantes de la distribución de recambios, talleres y miembros de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.

La cita trató de abordar cómo será la posventa en 2020, dilucidar si Internet y la posventa son oportunidades de negocio o amenazas para la industria y cómo se realizará la diagnosis y la reparación en el futuro.
Las conclusiones, pues que la posventa es enorme, pero rentable; que se incrementará e intensificará la competencia entre talleres multimarca y las redes del constructor de vehículos; que aparecerán nuevos modelos de negocio influenciados por la llegada de nuevos modelos de negocio, condicionados por el uso de Internet, el aún mayor peso de la electrónica en los automóviles y el desarrollo del mercado de recambios reconstruidos. Dichos negocios propiciarán además la aparición de nuevos operadores y competidores en el mercado.
"La competencia en la posventa aumentará y hará necesarias fuertes inversiones en hardware y software para poder hacer frente a la cada vez mayor complejidad de los vehículos. En este sentido, Clepa representa los intereses de los proveedores para garantizar un marco adecuado de competitividad y condiciones favorables para el cliente final. El resto es negocio", concluyó Jean Marc Gales, CEO de Clepa.