El auditorio de Fomento del Trabajo acogió, el pasado 18 de octubre, la Jornada Técnica de Información a la opinión pública en forma de Debate sobre la alternativa “Diésel: sí o no”, bajo la organización de la Federación Patronal Catalana del Motor (Fecavem), que agrupa a los cuatro Gremios del motor de Cataluña (Gremio del Motor de Barcelona, Corve de Girona, Asociación de Empresarios de Automoción de Lleida y Astave de Tarragona), y con la colaboración de la Sociedad de Técnicos de Automoción (STA) y la esponsorización de BNP Paribas.

El presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, dio la bienvenida a los asistentes, mientras que el presidente de Fecavem, Jaime Roura, justificó la necesidad de esta jornada. “El objetivo era transmitir de una manera clara y rigurosa la información que nos tiene que servir para marcar un rumbo de cara al futuro. Por parte de la Federación que represento, tenemos muy avanzado un manifiesto informando del papel de los motores diésel en el sector de la automoción y en el transporte. La información de los expertos y el debate de hoy nos tiene que ayudar a completar este objetivo”.

“Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que los vehículos diésel son una opción de presente y también de futuro para atender las necesidades de movilidad actuales. Sus ventajas son manifiestas: eficiencia, fiabilidad, duración y bajo consumo”, indicó Roura en las conclusiones del encuentro, además de manifestar el compromiso de la Patronal Catalana del Motor de “trabajar no sólo para nuestros federados sino también pensando en el beneficio de la sociedad en general”.

Desde Fecavem aseguran que en la producción actual de vehículos ligeros y pesados “no hay una alternativa sólida con prestaciones equivalentes a corto plazo al diésel, pero sí a más largo plazo”. Además, “ya se están incorporando componentes en los vehículos actuales que reducen drásticamente su impacto en el aire y la salud de las personas”.

Respecto a las unidades diésel en circulación que los estudios medioambientales alertan por sus elevadas emisiones, la patronal indica que “hay consenso en la necesidad de trazar un plan entre sector y el ente público para agilizar su retirada, que sea eficaz en la reducción de las emisiones, que mejore la seguridad vial, que impulse la economía, la ocupación y que equilibre el impacto en la recaudación tributaria con la bajada de los niveles de emisiones negativas”.