Ecosteps es una iniciativa de Johnson Controls Power Solutions, que ahora se pone en marcha en España, con la que se busca hacer más atractivo el reciclaje de las baterías de automóvil para los mayoristas, talleres y consumidores finales, a la vez que se establecen importantes ventajas comerciales.


Grupauto recibió ayer el premio Ecosteps en el marco de una presentación celebrada en el estadio de Mestalla (Valencia), con 40 asociados como testigos, y con la presencia del equipo directivo de DAISA: María Noche, Consejera Delegada, Marcos Ordoñez, Presidente y Miguel Timermans, Director Comercial, junto con los directivos de Johnson Controls: Carlos Lorente, Director General para España y Portugal; Frank Stern, Director Customer Collection para EMEA; Carlos Corzo, Core Collection Manager para España y Portugal, y Jorge del Toro, Director Comercial en España.
Carlos Corzo explica el premio otorgado a Grupauto: "Antes de lanzar la iniciativa en España, y tras los buenos resultados cosechados en otros países como Portugal, buscábamos un cliente que comprendiera las ventajas de Ecosteps y apostara por ellas, y Grupauto era la empresa perfecta para ello". Doce meses después Grupauto ha obtenido unos resultados "sencillamente increíbles".
Enrique Almendros, Director General de Grupauto, recibió el premio y explicó a los asistentes las ventajas que su grupo encuentra: "La iniciativa Ecosteps presenta dos ventajas fundamentales: la recogida rápida y el crédito inmediato. Además, nos permite ofrecer precios atractivos, ya que por cada batería usada que se devuelve tan solo cobramos el precio base de la nueva batería".
La iniciativa Ecosteps de Johnson Controls permite mejorar las condiciones de compra para talleres y distribuidores. Los participantes que reciclan baterías de arranque a través de la iniciativa Ecosteps reciben su factura desglosando el precio base y el precio de la materia prima. Al retornar la batería usada se puede eliminar el coste de la materia prima, contribuyendo así a proteger el medio ambiente. Así pues, se trata de una situación en la que todas las partes salen ganando. Ecosteps es, por tanto, una forma mejor de vender baterías.
Los recursos son cada vez más escasos y los precios de los productos básicos están aumentando, de manera que el reciclaje cobra cada vez mayor importancia, y debe ser lo más sencillo posible. Ecosteps es un novedoso modelo comercial en la industria automovilística. "Las baterías de vehículos poseen un gran potencial para el reciclaje, puesto que casi todo el plomo que contienen puede reutilizarse", explica Carlos Lorente, Director General de Johnson Controls para España y Portugal, el mayor desarrollador y fabricante mundial de baterías de plomo-ácido y tecnologías de accionamiento para vehículos híbridos y eléctricos. "Es precisamente este potencial lo que queremos aprovechar con nuestros clientes y socios comerciales".
A diferencia de otros fabricantes, Johnson Controls trabaja activamente para garantizar la devolución rápida de las baterías usadas. Esto se debe a que, con Ecosteps, es Johnson Controls quien se encarga, a través de sus socios gestores, de transportar todas las baterías usadas al centro de reciclaje. De este modo las baterías devueltas por los clientes y los talleres se reciclan por completo, lo cual no solo es una buena noticia para el medio ambiente, sino también para todos los que compran o venden baterías. "No podría ser más fácil ni más beneficioso para el medio ambiente", señala Lorente.
Al descontar del precio de las baterías nuevas el dinero que pagamos por la devolución de las usadas, podemos ofrecer precios más bajos y estables a los minoristas y talleres, lo que también va en beneficio de los consumidores finales. Además, los consumidores pueden estar seguros de que las baterías que devuelvan a los puntos de venta Ecosteps autorizados se reciclarán de manera profesional.
El compromiso de Johnson Controls con la protección del medio ambiente no se limita al reciclaje. Por eso, con cada batería que reciclamos con Ecosteps, apoyamos la labor de WWF. "Ayudar a WWF es un aspecto fundamental del programa", comenta Carlos Lorente. "Queremos que la movilidad humana se caracterice por un uso responsable, consciente y sostenible de los recursos del planeta".