Gestraa, Gremio Segoviano de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines, se suma a la propuesta que la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa), ha hecho llegar al Ministerio de Industria en el sentido de que los vehículos rechazados en la ITV tengan que demostrar que se han reparado en un taller legal, (ver noticia) presentando para ello una factura o certificado del taller.

El 20 por ciento de las operaciones de reparación y mantenimiento de vehículos en Segovia se realiza en talleres ilegales. Con una medida como la enunciada se daría un paso importante, aunque no definitivo, para incrementar el control de la actividad de reparación y mantenimiento de vehículos realizada por personas y/o empresas que no cumplen con las obligaciones administrativas, industriales, de protección del medio ambiente y de prevención de riesgos laborales a las que están obligados los talleres.

Para el colectivo, los talleres ilegales suponen una competencia desleal para las empresas que cumplen con todas las exigencias, además de una pésima imagen para la credibilidad del gremio y una peligrosa falta de garantía para los clientes.

José Luis Horcajo, presidente de Gestraa, ha solicitado a sus asociados que colaboren también con las administraciones en la detección y puesta en conocimiento de este tipo de negocios ilegales.