La Comisión Europea ha autorizado este martes a la compañía alemana Robert Bosch a adquirir el negocio de equipamiento para talleres de reparación de coches de la empresa estadounidense SPX tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia. La investigación de Bruselas ha permitido constatar que, tras la operación -concretada el pasado mes de enero- seguirá habiendo en el mercado varios rivales creíbles.