Las emisiones medias de los coches vendidos en España el pasado año descendieron un 4,5 %, situándose en los 128 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, informa la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). Para la patronal, este dato confirma que el cambio sufrido por la automoción española desde el inicio de la crisis es ya estructural, pues las familias optan claramente por adquirir coches eficientes respecto al consumo de combustible y que, en consecuencia, suelen ser modelos pequeños y menos contaminantes.

Recordemos que en 2007 este parámetro se situaba en los 158 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, treinta puntos más que al cierre de 2012. En este sentido, el denominado Plan Pive, que incentiva la adquisición de este tipo de modelos, ha acelerado la reducción de este parámetro en el último tercio del año.

En 2012, el 53 % de los coches que se vendieron en nuestro país emitían menos de 120 gramos de CO2 por km., sumando un total de 370.186 unidades, con un incremento del 6,6 %. Esto quiere decir, apunta Faconauto, que más de la mitad de los turismos ya no pagan impuesto de matriculación.

La media de emisiones de 2012 pone a nuestro mercado por primera vez por debajo del límite establecido por la Unión Europea, que fijó que la totalidad de vehículos que se vendan a partir de 2015 deberán emitir menos de 130 gramos de CO2 por km. recorrido.