La Guardia Civil yla Inspección de Trabajo ha iniciado una operación contra talleres de coches ilegales que se en encuentran en la provincia de Cádiz. Hasta el momento, se han llevado acabo 29 inspecciones que han dado como resultado 221 actas de infracción. Entre los procedimientos ilegales de los talleres sancionados se encuentran la mala gestión de residuos peligrosos, infracciones de trabajo e infracciones contra la seguridad social.

Parte de las actuaciones, como nos indica Europa Press, las ha llevado a cabo el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y han surgido después de que la patronal de los talleres de la provincia de Cádiz solicitase medidas contra la competencia desleal que suponen los talleres ilegales.

La operación se ha desarrollado buscando talleres ilegales para determinar a quiénes pertenecen, denunciar todas las infracciones observadas y por último concienciar a los automovilistas sobre los peligros de llevar a arreglar sus coches en dependencias que escapan a cualquier control.

La Guardia Civil exploró a conciencia el tratamiento que esas instalaciones ilegales dan a los residuos que generan, como son aceites usados, baterías, neumáticos y diversos tipos de fluidos. Y también requisó y revisó los libros de registro de los residuos que esta generando el taller inspeccionado al arreglar los automóviles.