La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Sevilla ha remitido un escrito a la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) en el que comunica la inclusión de todas las denuncias realizadas por la patronal y la Asociación Provincial de Talleres, en la programación anual de control del fraude
laboral, que según informa, para este año contempla la realización de 400 visitas de inspección a empresas de mantenimiento y reparación de motor.

Según indica Fedeme en una nota, dentro de esas visitas "se han incluido todas las empresas denunciadas en su escrito, por lo que en las mismas se llevarán a cabo controles de empleo y seguridad social en los próximos meses", reza la comunicación recibida de la Inspección Provincial.

Por otro lado, destaca esta federación que, fruto de estas denuncias presentadas por Fedeme ante varios organismos, además de las acciones emprendidas por la Seguridad Social, la Delegación Provincial de la Consejería de Salud, por su parte, ya ha notificado a la Federación el resultado de varias inspecciones que éste área ha llevado a cabo, detectándose en todos los casos "presuntas irregularidades en los hechos denunciados por lo que se procede a la realización de las actuaciones legalmente establecidas", según informa esta Delegación en un escrito remitido a la Federación.

En Fedeme y la Asociación de Talleres de Reparación de Automóviles han recibido estas noticias con "gran satisfacción" ya que "es la primera vez que se recibe una respuesta tan contundente y rápida en el tema de talleres ilegales, ya no sólo un organismo, sino por parte de dos en este caso, como así nos lo han trasladado los propios empresarios que por primera vez se sienten arropados en la lucha contra el fraude, así que esperamos que esto sea sólo el principio y que se continúe con las inspecciones y las sanciones a todos los talleres que actúan al margen de la ley", cometa Carlos Jacinto, gerente de Fedeme.

Desde el mes de octubre del pasado año, la Asociación de Talleres, apoyada técnicamente por Fedeme, viene realizando un trabajo de campo "muy intenso" basado en visitas personales a los talleres de cada municipio de la provincia, manteniendo además en cada uno de ellos reuniones con los talleres locales para exponer sus quejas o sugerencias y conocer así de primera mano los problemas a los que se enfrentan y poder darles solución.

Del trabajo de campo realizado hasta el momento, con casi la mitad de los municipios de la provincia visitados, se desprende que "más del 70 por ciento de los talleres no cumple con el reglamento, careciendo de placas registrales en fachada o encontrándose éstas obsoletas, es decir, no legalizadas en la Delegación Provincial de Industria".

Además, apunta que "cerca de un 50 por ciento de los talleres visitados carecen de algún tipo de licencia municipal; en torno al 40 por ciento de los talleres no tienen contratados la gestión de residuos; y además, más del 70 por ciento de los talleres visitados no indica de forma clara, tal y como indica la reglamentación, la información relativa a los derechos del consumidor y precios detallados de mano de obra".

A raíz de estos datos, la Asociación de Talleres a través de Fedeme, puso en marcha las denuncias pertinentes ante los diferentes organismos competentes, de manera que los talleres denunciados ya están siendo inspeccionados por alguno de ellos.

Fedeme y la Asociación de Talleres van a continuar realizando el trabajo de campo en las localidades restantes e interponiendo las denuncias necesarias para que se regularice la situación en el sector.

Via Europa Press