El Protocolo de Contaminación en Madrid, que ha entrado en vigor el 8 de octubre, afectará directamente a 1,8 millones de vehículos de la Comunidad. Cualquier vehículo que circule por la ciudad y sus accesos deberá cumplir con una de las cuatro etiquetas correspondientes Cero Emisiones, ECO, C y B, colocadas en un lugar visible.

Aunque la medida no es obligatoria hasta dentro de seis meses, el consistorio madrileño recomienda que se empiece a practicar, ya que, pasado este periodo, aquellos vehículos que no lleven su distintivo correspondiente no podrán seguir circulando por las zonas restringidas en un protocolo de contaminación, recoge la web de Faconauto.

Sin embargo, un 47% de los españoles aún no conoce cuál es el distintivo medioambiental de su vehículo, frente un 42% que sí sabe la etiqueta que debe portar su vehículo y un 11% que aún no sabe qué significado tiene. En caso de restricción por alta contaminación, un 31% de los españoles no sabría cómo le puede afectar su distintivo ambiental, según los resultados del Foro de Movilidad 2018, iniciativa promovida por Alphabet.

En el caso de Madrid, el conocimiento por saber cual es el distintivo ambiental correspondiente al vehículo aumenta con respecto a la media nacional, situándose en un 69% seguido de un 27% de aquellos que no conocen cuál es y un 4% que desconoce qué es un distintivo ambiental. Además, un 72% de los madrileños sí sabrían cómo les afectaría una restricción por alta contaminación.

Para saber qué etiqueta corresponde a cada uno de los vehículos, los usuarios pueden introducir la matrícula en la página web de la DGT.