José Armenteros y José Luis Gata, presidente y vicepresidente del After Market Club (AMC), respectivamente, presentaron el ‘Libro Blanco de la Posventa del Automóvil en España 2017' en el marco de la Jornada “Contribución presente de la posventa y su evolución futura”, celebrada la pasada semana en Madrid bajo la organización de Sernauto, en colaboración con Motortec Automechanika Madrid.

Los responsables del AMC expusieron las principales conclusiones relativas a la situación actual del sector de la posventa, condicionantes del uso del automóvil y previsión de movilidad de cara a 2030. Destacaron que, aunque el número medio de vehículos en los hogares ha bajado de 1,47 a 1,38, el 75% de los hogares sigue teniendo coche. El porcentaje de hogares que disponen de un vehículo no ha variado casi desde 2009 y la necesidad y deseo de tener coche no disminuye.

Las previsiones de facturación de la posventa son positivas, según las conclusiones del Libro Blanco. En función de variables como las matriculaciones, el parque vehicular o el número de reparaciones, la previsión es una recuperación de la facturación en la posventa para los próximos siete años, hasta alcanzar los niveles previos a la crisis económica (2007). Sin embargo, a partir de 2025 se iniciará una ligera caída por dos motivos fundamentales: el envejecimiento del parque y la caída de la población.

Aunque la venta sufrirá más y no llegará a recuperarse, los expertos apuntan a que el área del recambio debe enfrentarse a un escenario futuro que modificará el modelo de negocio actual, motivado por aspectos como el crecimiento del vehículo eléctrico, el coche compartido, la llegada del coche autónomo o la conectividad. Sin embargo, la nueva movilidad no hará desaparecer al taller, que deberán adaptarse a este nuevo escenario.

Según los expertos del AMC, el marco legal también tiene que cambiar con la aprobación de nuevos planes de incentivos, la modificación de la ley de privacidad y del reglamento de conductores, la restricción a vehículos muy contaminantes y la regulación de una ITV con emisiones reales. Con estos cambios, un 40% de los coches de más de 15 años podría desaparecer.

En opinión de Benito Tesier, presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto, “por supuesto que se trata de una revolución sin precedentes, sobre todo, por la rapidez de los cambios, pero lo que también es cierto es que la posventa española es un sector dinámico, con capacidad de acción y reacción, que ha sabido hacer frente a los cambios y adaptarse. Estamos viviendo un presente apasionante”.