Agentes de la Comisaría de Policía Nacional de Albacete han procedido a la intervención y precinto de un local en el Polígono Industrial Campollano que se utilizaba como taller ilegal. Al parecer, en su interior, los advertidos por la Policía utilizaban vehículos de su propiedad, y desguazaban partes mecánicas con el objeto de destinarlas a la exportación a terceros países para la comercialización de piezas, todo ello sin licencia de tratamiento ni descontaminación.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno, en el momento de la actuación, cinco personas se encontraban en el interior del recinto, junto a siete turismos y furgonetas. Todos los encartados, mayores de edad, son de origen marroquí, salvo uno de ellos, de origen español.

Esta actuación policial ha acabado con operaciones cuyo destino final sería la exportación, pero sin respetar en ningún momento las labores de desmantelamiento del vehículo, ni las normas de medio ambiente, salud o riesgos labores. De todo ello se ha dado parte a la Administración local y autonómica para las actuaciones correspondientes. También se ha puesto en conocimiento esta actuación a las autoridades judiciales.