La Comunidad Autónoma de la Rioja ha estrenado señales de tráfico producidas a partir de neumáticos fuera de uso reciclados (NFUs), instaladas principalmente en diferentes tramos de carreteras de montaña para mejorar la seguridad vial. Los primeros tramos en estrenar este novedoso sistema son algunos puntos de las carreteras LR-250 y LR-245, en ambos casos en el Camero Viejo, así como la LR-333 en el puerto de Montenegro de Cameros, que comunica los valles del Iregua y el Najerilla.

La Consejería de Fomento y Política Territorial ha dedicado una inversión de 8.732 euros a este proyecto piloto, que contempla la instalación de hasta 100 unidades. La empresa Gomavial es la encargada de fabricar estas señales de tráfico, cuyo proceso de producción evita las emisiones de CO². Es la primera y única compañía que por ahora comercializa esta clase de productos.

El proyecto ha sido presentado por el consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, que ha visitado el corredor del Camero Viejo de la carretera LR-250 donde se han instalado. Se trata de dispositivos fabricados a partir de neumáticos reciclados que, “además de reforzar la protección y cuidado del medio ambiente, ofrecen una respuesta más óptima y eficiente en las carreteras de montaña”, ha explicado el consejero. “Son elementos que cuentan con mayor capacidad de flexibilidad y resistencia en caso de sufrir un impacto que las señales convencionales”.