La patronal de concesionarios, Faconauto, estima que el próximo aumento del IVA encarecerá el precio de los coches en unos 690 euros. Esto"ha provocado que se estén adelantando las compras por parte de las familias" y, de ese modo, se ha evitado una mayor caída de las matriculaciones de turismos en julio.

En este sentido, Faconauto manifestó su confianza en que durante este mes de agosto se sigan adelantando ventas. No obstante, prevé un último cuarto de año "muy complicado" para las redes de concesionarios, "en el que probablemente haya que volver a recortar las previsiones".

"En septiembre las cosas se pondrán todavía peor, porque nadie se va a atrever a comprar un coche, pese a que los concesionarios estamos haciendo los mayores descuentos de la historia", según indicó el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold.

La patronal asegura que la promoción media realizada por concesionarios y marcas se situó en los 3.400 euros por turismo durante el pasado año, rebaja un 20% superior a la de un año antes y que, según datos de la consultora MSI para esta Federación, constituye "el mayor esfuerzo promocional de la historia".