170 personas se dieron cita el pasado viernes, 6 de julio, cerca de Granollers, para celebrar la tradicional “Sopar de l´Amistat” (Cena de la Amistad), con la que cada año la Unió d´Empresaris d´Automoció de Catalunya (UEAC) conmemora el Día de San Cristòfol y en la que se persigue como especial objetivo intensificar las relaciones personales entre sus asociados, para que tomen conciencia de la contribución colectiva y positiva de los talleres a la sociedad.

Precisamente sobre ese eje giró el corto pero intenso discurso de bienvenida de Domingo Comas, presidente de la entidad, quien se refirió a los difíciles meses que se han vivido en Cataluña desde el anterior encuentro: “Y ¿qué hemos hecho nosotros mientras tanto? Lo único que sabemos hacer: salir adelante con esfuerzo, sacrificio y valor, y, por qué no, a veces con un punto de inconsciencia”, planteaba Comas al iniciar su presentación. “Y analizando todo lo anterior sólo encuentro una palabra para definir lo que debe sentir cada uno de nosotros, orgullo; orgullo de lo conseguido, orgullo de seguir adelante a pesar de las adversidades, y orgullo del trabajo bien hecho”, añadió.

En su siguiente reflexión el presidente de UEAC habló de futuro: “Tenemos que mirar el mañana con confianza, sin dejarnos llevar por el espíritu catastrofista que a menudo se empeña en hablar de nubarrones para nuestra actividad. Pero, ¿alguien puede creer que se podrá diseñar un vehículo, fabricarlo, comercializarlo, utilizarlo y finalmente desguazarlo, faltando el eslabón de la posventa, mantenimiento, reparación y repuestos? Sería como una máquina a la que le falta un engranaje que la incapacita para funcionar. Pues eso somos nosotros en el mundo de la automoción. Hemos de tener confianza en el futuro y en nosotros mismos, ya que tenemos futuro, al igual que el sector en su conjunto”.

Comas prosiguió su intervención incidiendo en la demostrada capacidad de evolución de los talleres, si bien incidió en la necesaria capacidad para asumir las novedades: “No podemos parar ningún cambio y por lo tanto el futuro y el éxito que en él tengamos dependerá de cómo nosotros individualmente y colectivamente actuemos en respuesta a ellos”.

El presidente de UEAC prosiguió su alocución con un mensaje dirigido a cada profesional de forma individual: “ Dentro de las nuestras empresas hemos de ser capaces de adaptarnos a los cambios, sin precipitación, pero estando atentos para no equivocarnos buscando el camino, tanto a nivel técnico como de visión empresarial, o, mejor dicho, siendo capaces de unir estas dos visiones”.

Y, para terminar, se refirió a la fuerza de la unión a través de las asociaciones: “Colectivamente tenemos que ser más fuertes cada día y hacer entre todos que nuestra voz colectiva se oiga más y más obligando a las instituciones y otros actores del mercado a tenernos en cuenta”.

El evento finalizó con la también tradicional entrega de distinciones. En esta ocasión, los galardonados fueron Juan Piella de Canovellas y Jordi Llado, de ITV Granollers, por jubilación; Taller Llinars Motor, de Cardedeu, por llevar 25 años asociado; Taller Motor Tenes de Bigues i Riells por su carácter de taller de referencia en la zona; L'Alba Caravaning de Les Franqueses del Valles y la concesionaria de Citroën PSA Retail Granollers por su trayectoria empresarial.