Con esta nueva iniciativa, las aplicaciones de carsharing son una opción para moverse por las zonas del centro de la capital. Madrid cuenta con una amplia lista de opciones para disfrutar de un coche a un solo clic.

  • Car2go. Fue la primera compañía de carsharing en llegar a la capital en 2015 y su zona de acción está limitada al interior de la M30. Cuesta 0,21 euros el minuto y sus modelos son pequeños Smart ForTwo de dos plazas que facilitan la tarea de encontrar aparcamiento en el centro de la ciudad. Además, cuenta con plazas reservadas para usuarios en el parking de la calle Farmacia, 12.
  • Emov. Su área de servicio es más amplia y abarca el perímetro interior de la M30, además de los barrios de Ciudad Universitaria, Hortaleza, Las Tablas, Sanchinarro y Ventas. Son modelos Citroën C-Zero de cuatro plazas y el precio por minuto es de 0,25 euros. La principal característica que ofrece Emov respecto al resto de compañías es la posibilidad de pagar 1 euro en el viaje y eliminar así la franquicia en caso de que suframos algún percance.
  • Zity. Cuesta 0,26 euros por minuto. Su área de servicio es similar a la de Emov, incluyendo el interior de la M30, los barrios de Hortaleza, Las Tablas, San Blas, Ciudad Universitaria y Ciudad Lineal, aunque la compañía ha anunciado que aumentará la zona de alcance próximamente. Dispone de dos parkings privados en Madrid que se encuentran en la calle Albarracín, 44 y en Francisco Sancha, 42.
  • Wible. Es la apuesta de carsharing de Kia y Repsol que llegó a las calles el pasado verano. Cuesta 0,24 euros por minuto y su área de actuación es la más completa, ya que alcanza la zona de Alcobendas y Campo de las Naciones. Su modelo, el Kia Niro Híbrido Enchufable, es más difícil de estacionar en las calles del centro de Madrid debido a su tamaño, por lo que la compañía ha llegado a acuerdos con parkings privados y varias estaciones de Repsol para que los usuarios tengan la opción de dejar allí los vehículos.
  • Pick &Drive: se trata de un club de movilidad que ofrece a sus socios la oportunidad de disponer de coches, motos eléctricas y bicicletas eléctricas en cualquier momento. Llos vehículos se encuentran en un parking privado al que tenemos que dirigirnos tanto para recogerlo como para devolver el modelo, y no tiene limitación ni de tiempo ni de distancia recorrida. Los socios pagan una cuota mensual de 30 euros, que incluye el seguro a todo riesgo, el mantenimiento y la limpieza tras cada uso. Una vez pagada esa cantidad, el precio por minuto de utilización varía dependiendo del vehículo que seleccionado. Por ejemplo, un Smart Fortwo cuesta 0,17 euros por minuto, con un máximo diario de 51 euros.