El fabricante alemán de amortiguadores Kraemer & Freund, perteneciente al grupo Bilstein -amortiguadores distribuidos en España por Impormóvil- y a ThyssenKrupp ha realizado una campaña recordando que los amortiguadores en mal estado son la causa principal de accidentes relacionados con la suspensión, y la tercera causa de averías, tras las relacionadas con la iluminación/sistema eléctrico y los frenos, según un informe del instituto Dekra.

El fabricante, que pone especial énfasis en recordar al taller la importancia de revisar los amortiguadores de los vehículos de sus clientes al menos una vez al año y señala que, según un informe del TÜV alemán, un 20% de los vehículos no superan a la primera los test realizados en el sistema de suspensión; de hecho, sólo un 55,1% de los vehículos analizados tiene el sistema de suspensión libre de fallos. "Una verificación regular de los amortiguadores resulta importantísima para la seguridad vial. Los talleres deberían utilizar la comprobación de los amortiguadores para informar a sus clientes de ello", señala Rainer Popiol, responsable técnico de la firma.