Asetra mantuvo la semana pasada una reunión con el Director General y la Subdirectora General de Sostenibilidad y Control Medioambiental del Ayuntamiento de Madrid para hablar del tratamiento específico que se dará a los talleres con la entrada en vigor de Madrid Central, el área de prioridad residencial que contempla restricciones al tráfico rodado en el centro de la ciudad.

Los vehículos propiedad de residentes (empadronados) no tendrán ningún problema de acceso a los talleres tengan o no etiqueta, como tampoco los que dispongan del citado distinto medioambiental, según la norma general. Pero para el acceso de vehículos propiedad de no residentes en el interior del área Madrid Central se va a conceder un número determinado de autorizaciones a cada taller (en función de sus dimensiones y de otros parámetros todavía por definir, además de las autorizaciones de aparcamiento SER que tenga el taller en su caso).

El taller interesado deberá tramitar diariamente vía telemática dichas autorizaciones (mediante el envío al Ayuntamiento de los números de matrícula). Queda por definir el procedimiento de tramitación de dichas autorizaciones. El taller ubicado en la zona Madrid Central deberá “registrarse” como interesado en el Ayuntamiento para que este calcule la cantidad de autorizaciones que le corresponden. Para ello, deberá presentar documentación acreditativa de la actividad de la empresa y un plano/croquis del taller en el que se indique los metros cuadrados de sus instalaciones en función de los cuales se calculará el número de autorizaciones.

La comunicación de las matrículas que accedan a Madrid Centro deberá ser diaria y autorizará la estancia en la Zona Centro hasta su salida de ella. Si, por alguna causa, el vehículo cruza el límite de salida del área en día distinto al de su entrada (por ejemplo, para realizar una prueba) deberá comunicarse al Ayuntamiento por parte del taller en la relación diaria.

En cuanto a los plazos de implementación de la medida, la Ordenanza de Movilidad se publicará en el Boletín en los próximos días y se prevé aprobar el Decreto que regule Madrid Central a finales de octubre. Madrid Central entrará en vigor el 23 de noviembre, en primera instancia funcionará en modo de prueba, sin sanciones. Para mediados de diciembre se habilitará la herramienta informática para la concesión de las autorizaciones a talleres afectados.

En enero de 2019, finalizado el periodo de dos meses de prueba, está previsto que el Ayuntamiento comience a sancionar por el acceso indebido a Madrid Central. El Ayuntamiento tiene previsto preparar un tríptico para repartir entre los talleres y ayudarlos a divulgar entre sus clientes los nuevos procedimientos.