El Ayuntamiento de Arrecife (Lanzarote) ha decidido multar con 15.000 euros a un taller de chapa y pintura que no había tramitado la correspondiente licencia municipal.

El pleno del Consistorio, celebrado este martes, ha acordado esta sanción por la comisión de una infracción administrativa "muy grave". La propuesta ha sido aprobada con los votos favorables del grupo de gobierno, compuesto por Coalición Canaria, PSC-PSOE y Alternativa Ciudadana y con la abstención de la oposición del Partido Popular.

El pleno ha acordado la sanción mínima a este taller de chapa y pintura, ya que las infracciones administrativas muy graves pueden ser sancionadas con cantidades que van desde los 15.000 hasta los 30.000 euros.

Además, el Ayuntamiento de Arrecife ha aprobado ordenar la suspensión temporal de esta actividad por un periodo de seis meses.