El Juzgado de Instrucción nº 1 de Elche apreció recientemente indicios de criminalidad en la conducta de tres investigados por un delito contra la Propiedad Industrial e Intelectual, dando traslado a las partes y al Ministerio Fiscal para presentar los correspondientes escritos de conclusiones provisionales.

La causa deriva de una denuncia formulada por CAPA en marzo de 2017, motivada por la intervención aduanera de 30 equipos de diagnosis Autocom falsificados y 30 CDs con software Autocom pirata. Dichos equipos y CDs habían sido importados de China, informan desde la Comisión Antipiratería.

La Guardia Civil sospechó de que se trataba de falsificaciones en tanto que los equipos venían marcados como escáneres, tratando así de burlar los controles aduaneros. La naturaleza fraudulenta de los productos fue confirmada por CAPA y posteriormente corroborada por parte de la Policía Científica durante la instrucción de la causa.

CAPA ha presentado recientemente escrito de acusación contra los tres investigados, solicitando la pena de dos años de prisión y multa de 24 meses para cada uno de ellos. Actualmente, se está a la espera del escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal.

Las gestiones de CAPA realizadas hasta la fecha acumulan 40 denuncias interpuestas y más de 100 personas investigadas, cada vez más acusadas también formalmente. Según anuncia la entidad, los primeros juicios orales podrían celebrarse después del verano.