Nuevos procedimientos contra la diagnosis no legal en un juzgado de Mataró

Nuevos procedimientos contra la diagnosis no legal en un juzgado de Mataró

El Juzgado nº 3 de Mataró (Barcelona) ha apreciado la existencia de indicios de criminalidad en dos nuevos casos que tienen que ver con la comercialización y el uso de equipos de diagnosis y software e información técnica no legal en el sector de la posventa. Ambos procesos se iniciaron tras sendas denuncias de CAPA, Comisión Antipiratería para el Automóvil.

En el primero de los casos, se investigaba la conducta del responsable de un taller por la comisión de un presunto delito contra la Propiedad Industrial e Intelectual, al utilizar sin autorización un equipo de diagnosis Delphi falsificado, así como software pirata de la marca Autodata, entre otros.

El procedimiento judicial se inició tras la denuncia formulada por CAPA en enero de 2015 contra el taller en cuestión, interviniendo la Guardia Civil de Premià de Mar tanto el equipo de diagnosis como el ordenador conteniendo software fraudulento. Durante el desarrollo de la causa se determinó que el equipo de diagnosis y los programas de software habían sido adquiridos con conocimiento de su falsedad, obteniendo un beneficio económico a partir de su uso diario en el taller.

En su resolución, el Juez destaca que, como responsable de un taller, el denunciado era consciente del peligro que el uso de falsificaciones suponía para la seguridad de los usuarios de los vehículos revisados en el taller, sin que se garantizara un diagnóstico fiable, informan desde la Comisión Antipiratería.

En el segundo de los casos, se llevó al juzgado a un individuo por comercializar sin autorización equipos de diagnosis y software de vehículos de la marca Autocom a través de Internet, en particular en foros tales como “Forocoches”. Las investigaciones policiales se iniciaron tras la denuncia formulada por CAPA en febrero de 2014 contra dicho individuo, y posteriormente derivaron en una causa judicial.

La denuncia, presentada ante el Puesto de la Guardia Civil de Montilla, motivó una serie de investigaciones, recabándose abundante documentación bancaria y de la Agencia Tributaria. De dicha documentación se desprendía que, entre los años 2012 y 2015, había aproximadamente 150 movimientos que pudieran estar relacionados con la actividad ilícita.

En su resolución, el Juez destaca el sistema de venta de este individuo (“conjunta”) y el hecho de admitir en Internet, por escrito, que hay un ánimo de lucro. Asimismo, subraya la gran cantidad de documentos que dejan entrever los beneficios estimados obtenidos, así como el elevado número de equipos de diagnosis y software comercializados.

En ambos casos, terminada la fase de investigación judicial, el Juzgado instructor considera que hay suficientes elementos probatorios para pensar que se han podido cometer delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual. Por ello, se ha dado traslado de las actuaciones al Ministerio Fiscal y a la acusación particular, representada por CAPA, para que formulen el correspondiente escrito de acusación.

En concreto, CAPA informa de que procederá próximamente a formalizar dichas acusaciones contra los responsable de los hechos denunciados, pidiendo la máxima pena privativa de libertad posible, habida cuenta la gravedad y el riesgo que supone el uso de equipos de diagnosis y software ilegal.

Deja un comentario