Renault y PSA, acusados de inflar el precio de sus piezas de repuesto

Renault y PSA, acusados de inflar el precio de sus piezas de repuesto

Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, clausuraba el XXXI Congreso de la patronal, el pasado 7 de junio en Sevilla, con la noticia del posible aumento artificial de precios, por parte de Renault y PSA, de los precios de sus piezas de repuesto con el software Partneo. Así lo asegura un artículo de Médiapart, publicado el pasado 31 de mayo, en el que se afirma que ambos grupos habrían utilizado un “software milagro” para cobrar 1.500 millones de euros adicionales a los automovilistas durante un periodo de diez años.

“Desde finales de 2000, Renault y PSA Peugeot Citroën han aumentado en un 15% el precio de los repuestos, lo que podría suponer una situación de monopolio”, según revelan los documentos confidenciales de la consultora Accenture, obtenidos por Médiapart y compartidos con la red European Investigative Collaborations (EIC).

Según esta información, Accenture proporcionó a PSA y Renault el software llamado Partneo, que serviría para determinar el valor percibido por el cliente y el precio máximo que estaría dispuesto a pagar por mejores tasas de resolución. Los beneficios obtenidos se refieren a las partes cautivas de los vehículos, que representan entre el 30% y el 50% de los ingresos de repuestos de los fabricantes, y mucho más en Francia”, escribe Médiapart, que recuerda el compromiso de las asociaciones de consumidores contra la exclusividad de los fabricantes de automóviles en las piezas de automóviles.

Los documentos de Médiapart reportan 100 millones de euros de beneficios adicionales por año para cada uno de los dos grupos franceses. Esto representaría, a nivel mundial, un aumento en la factura de 1.500 millones de euros en diez años.

La Autoridad Francesa de Competencia también abrió una investigación en 2017 sobre el caso Renault / PSA / Partneo, antes de cerrarla después de unos meses. “La Autoridad declara que ‘el material que tiene ante sí’ no justificaba la apertura de una ‘investigación exhaustiva’, pero que reservaba la posibilidad de hacerlo si se le comunicaban elementos nuevos”, informa Médiapart.

El inventor del software, Laurent Boutboul, perseguiría actualmente a Accenture, PSA y Renault ante el Tribunal Comercial de París por violar las reglas de la competencia con la ayuda de su software. Los documentos a los que se refiere Médiapart provienen de este procedimiento.

Por su parte, los fabricantes automovilísticos franceses PSA y Renault han negado que hayan inflado “artificialmente” los precios de algunas piezas de repuesto. Un portavoz de PSA ha asegurado a Efe que la información es “infundada”, y que el fabricante automovilístico “respeta el derecho de la competencia”. Renault también ha desmentido las informaciones y subraya que las cifras citadas “no se corresponden” con las suyas.

Deja un comentario