El consejero de Economía, Empleo e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, ha podido conocer las principales conclusiones de la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción en un encuentro con José Portilla, director general de Sernauto, y Aránzazu Mur, directora del área Económica y Logística de ANFAC, acompañados por Patricia Solá, responsable de Internacionalización y Desarrollo de Negocio del Cluster de Empresas de Automoción de Galicia (Ceaga), y Carla Jiménez, coordinadora de la Universidad Corporativa Ceaga.

La Agenda Sectorial, elaborada por ANFAC, Sernauto y KPMG, es un documento fruto de la colaboración público-privada que incluye una hoja de ruta con propuestas específicas para potenciar, aún más, la industria de automoción. En este sentido, se proponen “20 medidas para 2020”, dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad. Estas medidas están contempladas dentro de siete líneas de acción prioritarias para esta industria: productividad y flexibilidad; logística; fiscalidad y financiación; I D i; capital humano; internacionalización y regulación.

La consecución de las medidas y objetivos establecidos tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española. Se estima que la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes de automoción provocaría un efector impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más de un 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos.

El consejero Francisco Conde destacó que los retos plasmados en la planificación elaborada por el propio sector coinciden con los objetivos en los que está trabajando la Administración autonómica, para apoyar el desarrollo de la Industria 4.0 y para impulsar la innovación y la formación en un sector que es uno de los principales motores económicos de Galicia. Así, apuntó que el incremento de la competitividad también es un reto compartido por la Xunta, lo que contribuirá a impulsar la estabilidad del mercado laboral gallego.

Entre las medidas que está ejecutando el Gobierno gallego, el titular de Economía destacó el programa de Unidades Formativas en la Empresa, un nuevo modelo formativo flexible y ajustado a las necesidades del tejido productivo gallego. Con esta iniciativa, la Xunta financia el 100% de la formación que las propias empresas eligen e imparten. A través de la primera convocatoria de este programa, la automoción pondrá en marcha próximamente 67 unidades para cualificar a 828 personas gracias a una inversión próxima al millón de euros. La segunda convocatoria ya está en marcha y los apoyos pueden solicitarse hasta el próximo 6 de agosto.

En palabras de José Portilla, director general de Sernauto, “desde hace varias décadas, España cuenta con una industria de componentes sólida, competitiva e innovadora, como se demuestra magníficamente aquí en Galicia, un sector que desarrolla productos, tecnologías y servicios para fabricantes de vehículos de todo el mundo y suministra recambios de calidad reconocidos internacionalmente. Gracias a su fuerte apuesta por la innovación, la industria española de automoción mantiene un liderazgo indiscutible. Para seguir manteniendolo y afrontar con éxito los retos que tenemos por delante, tal y como se recoge en esta Agenda Sectorial, necesitamos el apoyo de la Administración nacional y autonómica, por ejemplo, en materia de I D i e internacionalización, cuestiones clave para impulsar la competitividad de nuestras empresas.”

Para Aránzazu Mur, directora del área Económica y Logística de ANFAC, “la industria de la automoción tiene en Galicia uno de sus polos de desarrollo más pujantes. En concreto en esta comunidad se ensamblaron el 15,3% del total de vehículos producidos en España y el 15,7% de las exportaciones de vehículos. Galicia ha recibido además cinco de las 15 nuevas adjudicaciones de modelos previstos para los próximos 18 meses. Sin embargo, los fabricantes de vehículos enfrentan notables retos como la digitalización, conectividad, electrificación o autonomía y una fuerte competencia a nivel mundial. Para continuar atrayendo Inversiones, debemos seguir trabajando en la competitividad industrial favoreciendo la inversión en la mejora de los procesos productivos y en los nuevos modelos e impulsar la formación dual entre otros. Además, la logística es clave para estos desarrollos y tenemos que seguir avanzando en la reducción de estos costes para ser más competitivos”.

La facturación de la industria de automoción en Galicia equivale al 14% de su PIB regional. Con el 32% del total de las exportaciones de esta comunidad, representó el 15,27% de la producción nacional de automóviles en 2017, año en que dicha industria obtuvo una facturación de 8.680 millones de euros, un 66% correspondiente a las exportaciones (5.740 millones de euros). Con respecto a ocupación, generó 950 nuevos empleos, llegando a la cifra de 20.800 trabajadores directos, lo que equivale al 12% del empleo industrial de esta comunidad.