La asociación de talleres de Salamanca (Aesat) tiene el objetivo de liberalizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), para asumir las revisiones oficiales y así poder reducir la constante bajada de su facturación, que el pasado curso se fijó en un 12 %.

Por su parte, el secretario técnico de Aesat puso de relieve la preocupación que impera en el sector por el daño que supone el incremento de la morosidad y de los impagados. También las presiones que recibe por parte de las compañías de seguros "para desviar los arreglos de vehículos a talleres con coste menor, así como formación y garantías menores". Esta preocupación ya se ha trasladado a las administraciones públicas.