La Asociación Provincial de Concesionarios y Talleres de Reparación de Automóviles de Cuenca, TRACC, considera que es un ahorro llevar un vehículo a un taller legal, puesto que las reparaciones tienen garantizadas tanto el servicio como las piezas. Son los únicos que pueden garantizar una reparación, así como las piezas que se han usado en la misma. Por ello recomienda que se sigan llevando los vehículos a su taller de confianza que garantiza tanto las reparaciones como las piezas usadas en la misma.


Así, TRACC recuerda que sólo las empresas legalmente constituidas para mantener adecuadamente el coche suponen una seguridad plena para el usuario pues, a la larga, asegura un ahorro económico al contar con la garantía legal de toda reparación y además contribuye con el medio ambiente mediante una correcta gestión de los residuos.
Por todo ello TRACC, miembro de CETRAA,insiste en que no se deben descuidar las operaciones de mantenimiento de los vehículos, pues la tendencia actual del parque móvil automovilístico es a envejecer y por eso es necesario un adecuado cuidado tanto por alargar la vida útil como por motivos de seguridad vial.
De ahí que desde TRACC, tanto por motivos económicos como de seguridad, esperan que se mantenga la costumbre de seguir llevando los vehículos a los talleres para realizarles los pertinentes cambios o puesta a punto, pues lo contrario supone un grave riesgo al no contar con garantías suficientes en estas operaciones.