Los amantes de los coches de lujo personalizados exigen tecnología de calidad superior, seguridad, protección y confort para sus vehículos. Pero, además, el acabado de pintura ha de ser perfecto, para acentuar el carácter del vehículo, reflejar un brillo intenso y poder soportar cualquier agresión o condición extrema. El sistema Standoblue de Standox cumple de sobras todos estos requisitos. Por eso, el taller belga Carat Duchatelet ha elegido este novedoso sistema de base bicapa de Standox, que además cumple la legislación COV.

Con sede en Liège y unas instalaciones de 10.000 m2, este exclusivo taller se ha especializado en vehículos de lujo y anualmente construye alrededor de 50 turismos y utilitarios deportivos (o SUVs) blindados y equipados "a la carta". Entre los clientes de la empresa se incluyen famosos, políticos, empresarios y jefes de estado de todo el mundo. La mayoría prefieren turismos de las marcas Maybach, Mercedes AMG, Bentley o Rolls Royce; y entre los SUVs más populares, se encuentran el Toyota Landcruiser y el Range Rover.

Los 150 empleados que trabajan en Carat se encargan de materializar los deseos de sus clientes, tras una minuciosa planificación, fase de prueba e implementación en las áreas correspondientes. Cada vehículo se desmonta por completo antes de ser reconstruido, blindado, equipado con elementos personalizados y repintado en el color elegido por el cliente.

En Carat disponen de naves diferenciadas para los procesos con acero, cuero, madera y demás piezas utilizadas en la reconstrucción. Solo en el taller de chapa, que alberga tres áreas de preparación y una cabina combinada, trabajan 40 personas.

A diferencia de otros sistemas de pintado, la aplicación del sistema Standoblue no se ve influenciada por la condición especial de las piezas blindadas de la carrocería, ni por las diferentes condiciones climatológicas, el modelo de pistola utilizado o el "estilo" individual de aplicación de cada pintor. Tras secarse completamente, Standoblue ofrece una perfecta opacidad. Todas estas propiedades especiales convencieron al experto pintor Jean-Paul Delayer de los excepcionales beneficios que ofrece Standoblue. "Los vehículos que construimos tienen necesariamente un grosor de capa mayor que los vehículos normales. Y, a pesar de ello, los barnices tampoco presentan imperfecciones. Con Standoblue, se obtiene un brillo y estirado excelentes; además, el barniz se seca rápidamente y es muy fácil de pulir", comenta satisfecho.

El distribuidor de Standox Abbiusi se encarga de prestar asistencia técnica en todos los aspectos relacionados con la aplicación y de suministrar puntualmente los colores ya mezclados en las cantidades necesarias. En la cercana localidad de Graçe-Hollogne, el equipo de Joseph Brucceleri prepara los pedidos y los suministra puntualmente, ya que para una producción anual de 50 vehículos no compensa instalar una máquina de mezclas.