Las tecnologías que están marcando la evolución del vehículo autónomo han centrado los debates del último “Congreso sobre Automóviles Autónomos” celebrado en Detroit. Barry Snyder, vicepresidente sénior y director de Tecnología de Axalta, compartió con más de 300 profesionales cómo Axalta está trabajando en soluciones innovadoras que cumplirán los requisitos de estos vehículos. “La reflectividad y la transmisividad son piezas clave del puzzle que necesitamos resolver, y la tecnología que disponemos puede dar respuesta a algunas de estas cuestiones”.

Tal como explicó Snyder, para que los vehículos se puedan “ver” unos a otros en la carretera con total seguridad, la pintura para automóviles ha de ser reflectante. Actualmente, los sistemas LiDAR (siglas en inglés de “Detección y Localización mediante Luz”) para vehículos autónomos pueden detectar más fácilmente los vehículos de colores claros gracias a su reflectividad. El color de Axalta para automoción de 2018, StarLite, es un ejemplo perfecto de pintura de color claro que contiene partículas perladas que reflejan la luz.

Aunque la reflectividad juega un papel clave a la hora de permitir a los vehículos autónomos detectarse entre ellos, las pinturas también se han de formular para que las señales de luz láser se puedan recibir y transmitir a través de ellas sin interferencias. Los sensores estarán detrás de los recubrimientos, por lo que la formulación de las pinturas debería permitir que las señales puedan pasar a través de ellas. Si esto se consigue, los fabricantes de automóviles tendrán más flexibilidad en términos de colocación de los sensores y menos limitaciones en el diseño de los futuros vehículos.

En definitiva, el diseño del vehículo sigue siendo un factor importante en las decisiones de los compradores de automóviles, por eso las pinturas se han de formular para conseguir la reflectividad y la transmisividad requeridas por los vehículos autónomos, y al mismo tiempo han de ser atractivas y duraderas. Además, las soluciones deberían permitir variedad de colores puesto que los consumidores buscan colores que sean únicos y brillantes, que se adapten a sus preferencias.