En un futuro cercano, los colores naturales irán adquiriendo una mayor importancia en la industria del automóvil. Así lo afirman los resultados de la reciente previsión de tendencias presentada por el equipo de diseño de BASF Coatings. Saber qué colores tendrán éxito entre los compradores en un período de tres a cinco años no solo interesa a los fabricantes. La industria del repintado de vehículos también debe comenzar a prepararse para las nuevas tendencias de color.


Según la previsión de tendencias 2012-2013, que acaban de presentar los diseñadores de BASF, los futuros colores estarán inspirados en la naturaleza. El informe predice que los desarrollos en el mundo de los colores para vehículos se harán más evidentes fuera de la gama de colores típicos como el negro o el plateado.
Continúa la apuesta por el marrón pronosticada hace años por los expertos de BASF. Este color ya se usa, por ejemplo, en casi un 7% de los vehículos de nueva matriculación en Alemania, y continuará en esta línea. "Hay indicios de que sigue habiendo un deseo de ver más colores en la carretera, y de que en el futuro haremos uso de nuevas gamas, como los bronces y esmeraldas. En concreto, el verde está cobrando cada vez más fuerza", explica el equipo internacional de diseño en el informe. Mark Gutjahr, presidente de Design Europe, pronostica: "el color verde vuelve a indicar el alto valor asociado a la noción de ecología, y este color regresará a los vehículos en un período de cuatro a cinco años. Eso es lo que tarda aproximadamente una tendencia de color en aparecer en las carreteras. Así que todavía tendremos que esperar un poco".
Esta vuelta al verde es una tendencia global que demuestra el informe presentado por los diseñadores de BASF de Norteamérica, Asia y Europa. Para llevar a cabo estas predicciones, analizan una amplia variedad de tendencias de la sociedad.
El tema de la sostenibilidad sigue estando muy presente, llamando la atención no sólo respecto al medio ambiente, sino también respecto a la vida diaria. Según Gutjahr: "esto indica que los productos se van volviendo más homogéneos en todo el mundo. Por un lado, este fenómeno lleva a una nueva apreciación del pasado y de las tradiciones, como los productos artesanales. Por otro, combinando y seleccionando nichos de mercado de manera específica, intentamos volver a fomentar una mayor diversidad." En el campo de los colores para automóviles, también se están redescubriendo nichos de mercado. El verde intenso, ausente durante largo tiempo, está adquiriendo una mayor relevancia en este terreno. Además, otros colores como el rojo rubí o los azules amplían la gama de colores.
Ya sea en la política, los negocios o la sociedad, las modernas tecnologías de la comunicación están desencadenando grandes cambios. Ciertos fenómenos, como la creciente desmaterialización de la tecnología, dan prueba de ello. En el futuro, la tecnología será menos tangible en un sentido táctil. Por ejemplo, el teclado de los smartphones ha evolucionado hasta ser una pantalla táctil. "Por el contrario, se observan nuevas características táctiles y narrativas en muchas otras áreas. Los materiales pesados, las superficies llamativas y los materiales expresivos, como la madera y la piedra, crean una fuerte carga emotiva en el mundo en que vivimos. En el mundo del automóvil, esto significa que podemos esperar colores más intensos y efectos más audaces", explica Corinna Sy, diseñadora de BASF Coatings Europe. Con el uso del morado oscuro, el marrón intenso y el cobre, junto con el esmeralda brillante, los diseñadores adelantan potentes experiencias de color en las carreteras.
Los fabricantes trabajan y piensan desde una perspectiva global. Por ello, el equipo de diseño de BASF tiene una presencia global, sondeando las tendencias internacionales sin ignorar las características locales o las tendencias de color. Para hacer justicia a la relevancia cada vez mayor de la creciente industria del motor en la región Asia-Pacífico, y en concreto a los fabricantes locales, los diseñadores han incluido colores especiales asiáticos y chinos en su colección.
Las previsiones de color de BASF Coatings proporcionan al sector del repintado una muestra de la dirección hacia la que se dirige el mercado. Puesto que algunos de los colores ya están disponibles para el pintado de equipos originales, para Glasurit esta previsión de color sirve como pistoletazo de salida para el desarrollo de soluciones de repintado.
Estos colores se crean en estrecha colaboración con los fabricantes de automóviles en todo el mundo, con los que Glasurit, uno de los socios de pintura más veteranos de los fabricantes, mantiene una excelente relación. Como resultado, Glasurit asegura desde el principio que los talleres tengan además una solución de repintado aprobada por el fabricante.